Pesadillas causadas por ascensores

Esta entrada trata sobre: las pesadillas que soñé con los ascensores, las posibles causas de esas pesadillas, un poco de historia sobre la evolución de los ascensores en España y también tres de las tragedias causadas por ascensores.
Empecé a escribirla en la fecha lunes 21 de agosto del año 2017. Ese día, me levanté después de haber soñado una pesadilla basada en un ascensor maldito, coincidiendo con el mismo día que vi la noticia en la tele por la tarde sobre una mujer asesinada por un ascensor defectuoso, y a partir de ahí, es cuando empecé a escribir la entrada. Tardé más de una semana en publicarla, porque decidí subirla en una fecha de cumpleaños de mi amigo que rescaté en esa pesadilla.
Por desgracia, yo nací en una época y en un lugar del mundo ideales para soñar pesadillas de ascensores desde mi niñez y las siga teniendo a lo largo de mi vida. Ten en cuenta que los ascensores de ahora ya no son los de antes, antiguamente eran más inseguros, además, entenderás mejor mi situación después de leer esta entrada hasta el final o casi al final.
Recuerdo que cuando yo era una niña pequeña de dos o tres años de edad, en la época que estaba entre los años 1992 y 1993, vivía con mi madre en un edificio que tenía un ascensor y mi padre vivía en otro edificio que también lo tenía. El ascensor del edificio donde vivía mi madre, tenía el aspecto de una cabina con una puerta exterior que la abríamos manualmente y no tenía puertas interiores. Por eso, si estábamos dentro mientras el ascensor se movía, probé a poner mi mano derecha en las puertas que veía bajando y mi mano también se bajaba. Pero, mi madre me alejó enseguida y seguíamos lo más alejadas que podíamos de eso, porque era considerado un peligro. Además, ese ascensor fallaba más de una vez quedándonos atrapadas, porque el motor que tenía no era tan moderno ni tan seguro como los de ahora. Estoy segura que ese ascensor no tenía motores de reserva para el caso que fallase el motor principal. La angustia y el miedo que se pasa por estar atrapada en un ascensor, no es el mismo siendo una niña de tan escasa edad que siendo una adulta. Al no tener teléfonos móviles, porque no se conocían o no existían en esa época, no teníamos ni una manera de poder hacer llamadas para avisar de lo ocurrido, ni si quiera el ascensor tenía un interfono para esos casos. Lo que hacía mi madre era pulsar un botón que tenía dibujada una campana, servía para que el ascensor hiciera pitidos y así conseguir que los vecinos que estaban en el edificio se enterasen. Recuerdo que acudió una vecina, nos hablaba desde fuera, intentó abrir la puerta y al ver que no podía, se fue a buscar ayuda. Más tarde, llegaron unos hombres y consiguieron rescatarnos. Finalmente, llegué tarde a la guardería. Más tarde, mi madre seguía entrando y metiéndome en el ascensor, a pesar de saber que nos arriesgábamos a volver a quedar atrapadas, porque no le daba la gana subir o bajar seis pisos por las escaleras. A partir de esos horrores que pasé, es cuando empezaron mis pesadillas de ascensores, soñando que me quedaba atrapada y me despertaba, incluso recuerdo que soñé en uno tan raro que no me atreví a entrar.
Lo peor que podría habernos pasado dentro de un ascensor antiguo como ese, en el caso que no hubiera ni una vecina y ni un vecino que se entere, es que podríamos acabar muriéndonos de hambre y de sed, a no ser que el ascensor volviera a funcionar por sí mismo o tuviéramos la fuerza suficiente para derribar la puerta. Lamentablemente, unas noticias de periódicos informan que pasó un caso horrible como ese en el año 2016 por el extranjero, sospecho que la víctima no llevaba un teléfono móvil a pesar de estar ya inventado y de moda.
Volvamos a situarnos en la época del ascensor del edificio donde vivía mi madre, continuando su historia donde la dejé para contar lo otro. Un tiempo más tarde, o quizás unos poquitos años después, de repente, vi a ese ascensor con dos puertas automáticas internas, pero tenían una apariencia algo chunga en mi opinión, porque se plegaban y se desplegaban de una manera que no parecía muy segura. Recuerdo que alguien me dijo que la razón de esas puertas es porque entró en vigor una ley que obligaba a todos los ascensores a tener puertas internas.
Un tiempo más tarde, cogí una piedra del exterior, me la llevé a dentro del edificio y la puse en medio de donde cierran las puertas internas del ascensor para hacer un experimento. De repente, las puertas empezaron a cerrase, detectaron que chafaron la piedra y se abrieron. Es bueno que las puertas se abran cuando detectan que chafan algo, pero no sería bueno que chafaran a alguien. Eso demuestra que todavía le faltaba evolucionar más y mejorar su seguridad. Por eso, hoy en día existen ascensores modernos con sensores que consiguen evitar que las puertas chafen a alguien, parecía como si el ascensor pudiera vernos y era sorprendente.
El ascensor del edificio de mi padre era un poquito más moderno que el del edificio de mi madre, ya tenía una puerta interna automática que se expandía y se contraía desde la primera vez que lo recuerdo. Llegó un día que mientras estábamos en casa, sentí unos fuertes ruidos emitidos por el ascensor que parecían sacudidas mecánicas. Avisé a mi padre, salimos y oímos los gritos de una mujer que se había quedado atrapada. Más tarde, vino un hombre y consiguió abrir una puerta externa del ascensor, mi padre se fue a la sala de la maquinaria para hacer que el ascensor suba silenciosamente y la mujer consiguió salir. No recuerdo haberme quedado atrapada con mi padre en ese ascensor, ya que vivía menos tiempo con él. Apenas recuerdo una noche que pulse el botón 5, se oía un ruido sospechoso mientras la puerta interna iba a cerrarse, pero mi padre la detuvo con su fuerza y tuvimos que subir por las escaleras.
El domingo 8 junio del año 1997, sufrí un accidente de tráfico con mi madre y con un amigo suyo dentro del coche que pertenecía a mi madre, quedó destrozado después de chocar frontalmente contra otro que iba en dirección contraria. Después, estuve en un hospital sin mi madre. Unos días después, me dieron el alta. Más tarde, pude volver al edificio donde vivía mi madre, pero tuvimos que abandonarlo para no pagar más su alquiler, y a partir de ahí, no pude seguir viendo la evolución del ascensor de ese edificio. Pero, pude seguir viendo la evolución del ascensor del edificio donde vivía mi padre. En el paso del tiempo, lo pintaron de otro color haciendo que pase del marrón al verde y lo reformaron para hacerlo más seguro: quitaron la antigua botonera de la cabina, instalaron un interfono, pusieron otra botonera más moderna con la ventaja del braille para ciegos y no sé qué más. A partir de ahí, ese ascensor fallaba mucho menos que antes. Después de esa reforma hasta que escribí esta entrada, no me he enterado de más casos de gente que se quedaba atrapada en ese ascensor, tan solo una vez vi que tenía apegado un papel con el aviso de no funciona y lo quitaron en el mismo día que lo vi.
A lo largo de la historia, los ascensores llegaron a ser objetos de escenas de miedo en películas o en series de televisión. Recuerdo haber visto una en mi infancia, donde los personajes nada más rescatar a una mujer que se había quedado atrapada, cayó la cabina del ascensor con algo más que no llegué a identificar. También recuerdo otra escena de una mujer que huía de un monstruo, intento refugiarse en un ascensor para ir a otra planta, pero el monstruo llegó a detenerlo con su fuerza bruta y atrapó a la mujer que perseguía.
A parte de las escenas, también hay videojuegos donde aparecen ascensores peligrosos. Uno de esos videojuegos se llama Super Smash Bros Brawl, en su modo aventura aparecen unos ascensores totalmente descubiertos, que pueden levitar y aplastar a los personajes quitándoles la vida instantáneamente.
Esto es una imagen de dos viñetas. En la primera, se ve al personaje Snake y está vivo. En la segunda, se ve la cabina de un ascensor que aplasta a Snake.
Esto es una imagen de tres viñetas, más una de solo texto. En las tres primeras viñetas, se ve lo mismo que explica el texto de la cuarta viñeta que dice: En el modo aventura del vídeojuego Super Smash Bros Brawl, el personaje jugable Marth estaba utilizando este ascensor sin problemas, hasta que hizo la imprudencia de saltar a la parte superior de su cabina. Enseguida, la cabina levitó rápidamente hacia arriba y aplastó a Marth contra el techo, causándole una muerte explosiva
Llegué a soñar una pesadilla donde yo veía ascensores que eran híbridos de los reales y de los del videojuego, que aterrizaban sin avisar y yo los iba esquivando hasta que conseguía refugiarme.
En el año 2017, cuando yo estaba en temporada de exámenes, vi por la tele una noticia trágica sobre una chica y un chico de unos 17 años de edad que entraron en un ascensor defectuoso, se soltó una pared haciendo que ambos jóvenes cayeran por el hueco y murieron.
Recuerdo que mis pesadillas de ascensores eran más frecuentes cuando yo era una niña pequeña, porque en aquella época me obligaban más a utilizarlos y me quedaba atrapada con más frecuencia. Ahora los puedo evitar con más facilidad que antes, subiendo y bajando por las escaleras para hacer ejercicio, a no ser que esté demasiado cargada y necesite utilizarlo como un montacargas. Sin embargo, los hechos de seguir recordando mis malas vivencias con los ascensores y de escenas siniestras implicadas por ascensores, han hecho que siga teniendo esas pesadillas a lo largo de mi vida, más el de haber visto la noticia que cuento en el párrafo anterior y de recordar otras de mis vivencias, podrían haberme causado la pesadilla que he tenido en mis vacaciones de verano en el mismo día que empecé a escribir esta entrada.
Voy a contaros esa pesadilla, yo la llamaría el “Ascensor Maldito de la Facultad”. Soñé que estaba con mis compañeros en una clase universitaria, seguía teniendo al profesor de una asignatura de redes que ya la había aprobado en la realidad y me resultaba raro estar repitiéndola en el sueño. Después de esa clase, teníamos que ir a otro piso de la facultad para irnos a otro tipo de aula, por eso nos metimos en un ascensor, cerró sus cuatro puertas, llegó a la planta, salimos y llegamos al aula. Enseguida, noté que uno de mis compañeros ya no estaba, pregunté dónde estaba, pero no lo sabían ni tenían interés por saberlo. Al ver que nadie quería ir a buscarlo, fui a buscarlo yo misma. Recordando que la última vez que lo vi fue dentro del ascensor, me acerqué allí, presioné su botón y se abrió. Vi que asomaba una mano izquierda entre las dos puertas (interior y exterior) que veía a mi izquierda y oí la voz de mi compañero gritando “¡socorro!”, él estaba atrapado en el espacio estrecho que había entre esas dos puertas. Enseguida cogí de su mano, conseguí sacarlo vivo de un tirón y le di un abrazo para intentar aliviarnos de ese horror. Lástima que mi sueño cambió de escena nada más abrazarlo, me encontraba viajando con una de mis tías en un mundo ficticio hacia la facultad, llegué allí y mi tía se fue. Yo quería llegar rápidamente al aula para evitar perderme la clase, por eso entré a ese ascensor en compañía de tres mujeres que eran algo mayores y no las conocía. Una de ellas se puso a pulsar el botón 0, pero el ascensor no hacía caso porque ya estábamos en la planta 0, probablemente lo pulsaba por despiste. Yo pregunté el piso al que querían ir, dos me dijeron que querían ir al 4 y una al 6. Pulsé el botón 4, pero el ascensor se movió hacia abajo, se salió horizontalmente de la facultad y circuló por la ciudad como si fuese un tranvía. Paró en un lugar, abrió sus puertas y salieron dos de las mujeres. Después, pulsé el botón 6, que era el que quería una mujer y yo también. El ascensor volvió horizontalmente a la facultad, estaba oscura y siniestra, parecía que no había nadie. Esta vez subió, llegó a la planta 6 y abrió sus puertas. La cabina estaba demasiado alejada horizontalmente de la salida, veía el hueco de abajo totalmente oscuro, no me atrevía a saltarlo y la mujer se quejó por el mal manejo del ascensor. De repente, sentí que perdía el control del ascensor y me desperté. Me resultó curioso que en esa pesadilla la facultad tuviera más plantas de las que tiene realmente, pero podría ser que la cantidad de esos botones numéricos sobrepasaban la cantidad de plantas que tenía esa facultad en el sueño.
Después de comer, por la tarde vi en la tele una noticia trágica sobre una mujer que había parido en un hospital, estaba en una camilla siendo llevada por alguien que la iba a meter en un ascensor que tenía las puertas abiertas, se movió sin avisar y sin cerrar sus puertas cuando la mujer estaba entrando y llegó a seccionarla causándole la muerte. Fue una curiosa coincidencia ver esa noticia en el mismo día que me levanté después de haber tenido la pesadilla del ascensor.
A pesar de los aumentos de seguridad que dieron a los ascensores en el paso del tiempo, lamentablemente la probabilidad en que un ascensor cause la muerte sigue sin ser nula en la actualidad. Yo no estoy en contra de los ascensores ni deseo que dejen de existir, porque creo que son un invento imprescindible. Ojalá algún día tengan la máxima seguridad para que tragedias como esas no vuelvan a ocurrir. Finalmente, doy mi pésame desde aquí por todos los seres inocentes muertos por los ascensores, y por si acaso, alguien quiere saber más sobre los ascensores o de las tres noticias trágicas que cuento en esta entrada, os dejo estos enlaces.

Anuncios

Acerca de Alba Garcia Clerigues

Soy española y tengo dificultades con inglés.
Esta entrada fue publicada en Juegos y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Pesadillas causadas por ascensores

  1. Inés dijo:

    Hola Alba
    no se por qué razón no me permite poner “me gusta”
    El ensayo es muy bueno, creo que podrías dedicarte a escribir, como hobby.

  2. Hola Inés. El botón “Me gusta” funciona solamente para la gente registrada en WordPress y creo que no lo estás, por eso no te permite poner “Me gusta”. Muchas gracias por darme tu opinión sobre esta entrada, me gusta publicar cosas que escribo voluntariamente y lo hago cuando tengo el tiempo libre para permitírmelo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s